Alfabeto en orden alfabético

Desde el blog de Álvaro Carmona una de esas cosas que piensas se te tendrían que haber ocurrido a ti, porque ahí están, pero hay que verlas. Nada menos que el abecedario en orden alfabético:

20 comentarios en “Alfabeto en orden alfabético

  1. ¡¡OH!! ¡Eso lo explica todo!
    Recuerdo haber visto un poster de esto en casa de mis tíos cuando era pequeño pero nunca logré descrifrar por qué las letras estaban colocadas en ese orden.
    Y claro, mis tíos decía, “pero si está en orden alfabético, ¿no lo ves?” xDD

    1. Las letras están ordenadas por orden alfabético según sus nombres. Por ejemplo, la “f” se escribe “efe” así que por orden alfabético está en la e.

  2. Según el DRAE, la “y” tiene dos nombres: “i griega” y “ye”. En el abecedario presentado en orden alfabético, se ha elegido el primero.
    Sin embargo, el DRAE se contradice, porque define “nombre” como “palabra…”, o sea un nombre es una sola palabra. (A la expresión “i griega” se le podría llamar “descripción”, no es un nombre).
    Si este razonamiento es correcto, la “y” debería estar como penúltima letra, ya que su nombre es “ye”.
    Más aún, confirmando lo anterior: el abecedario presentado usa el orden lexicográfico, y coloca la “y” como si el nombre fuera “igriega”
    ¿De acuerdo?
    Franklin

    1. En este caso creo que lo que es impreciso sería la definición de “nombre” como “palabra”, si eso implica la acepción vulgar o mecánica de lo que se escribe de corrido, sin espacios ni guiones. Pero está claro que un “nombre” puede tener más de una palabra en ese sentido, y el DRAE está lleno de ejemplos como “palo blanco: m. Nombre común a varios árboles de…”, por no mencionar los “nombres propios” como San Diego.

      Fuera de eso, “i griega” es verdaderamente un nombre y no una descripción (nombre + atributo) porque la entidad que designa o identifica (en este caso, la letra “y”) es distinta de lo que indicaría la suma de sus componentes (una letra “i” de origen griego); está en la misma situación que “palo blanco”.

      1. Como las definiciones son convencionales, (aunque no arbitrarias), imagino que la definición del DRAE es defendible. Pero no dije que un nombre es una sola palabra, no es “mi definición”; señalé que eso lo dice el DRAE. Más aún, en el momento me chocó un poco (“SI este razonamiento es correcto”, puse expresando una duda), y pensé algo parecido a lo que dice Diego, aunque sin su claridad. Su argumento de que “i griega” no designa una i que tiene el atributo de ser griega sino una unidad inseparable, y por eso es un nombre, no una descripción, me parece convincente. El caso “palo blanco” es un ejemplo más de incoherencia en el DRAE.
        Entonces ahora dudo menos, y me parece que Diego tiene razón. Gracias :-)
        Lo que sigue haciendo que opine que la “y” debería haber sido puesta como penúltima, es el segundo argumento: no está muy claro cuál es el orden alfabético si una lista incluye palabras y pares de palabras. No es lo mismo “i griega” que “igriega”. Aunque esto depende, una vez más, de la definición de “orden alfabético” para listas mixtas en cuanto al número de componentes.

    2. Sabía que alguien iba a resaltar este hecho y sabía que iba a ser Franklin ;).

      Me parece razonable lo que argumenta Franklin, pero creo que me decanto hacia la opción de Diego. Otro ejemplo de este tipo de nombres podría ser el de “máquina de escribir”.

      Lo cierto es que si el cartel fuera mío, para evitarme estos dilemas, la hubiese puesto como “ye”.

      1. Pgrande, sospechaba que sabías eso :-).
        Usando tu ejemplo para ilustrar la oscuridad mencionada antes:
        Para ordenar alfabéticamente “máquina”, “maquinaba” y “máquina de escribir”, hay por lo menos dos criterios razonables. Un criterio es
        1.1 máquina
        1.2 máquina de escribir
        2 maquinaba
        Otro criterio:
        1 máquina
        2 maquinaba
        3 máquina-de-escribir.

    3. Más extraño se me hace a mí ver a la W cerca del final, ya que por aquí, en Latinoamérica, los nombre que usamos es “doble ve”, “doble uve” o “doble u” (siempre con “doble” al principio, por lo que esperaba que estuviera 6ª

      1. En el DRAE dice: Su nombre es uve doble, ve doble o doble ve.
        El autor del cartel tomó en cuenta el segundo, y adoptó un criterio de ordenación según el cual “ve doble” equivale a “vedoble”.

    1. El nombre de la letra “q” es “cu”. Es un caso en el que la letra no forma parte de su nombre. “cu” viene después de “ce”, en el orden lexicográfico.

  3. El orden tiene una contradicción grande.
    Ocupa el orden alfabético para ordenar las letras, pero al ordenarlas así se altera el orden alfabético original teniéndose que reordenarse.
    El ejemplo más claro es la ubicación de las letras que empiezan por E:

    efe
    ele
    eme
    ene
    eñe
    equis
    erre
    ese

    se ordenan así por la ubicación de las letras originalmente, pero al ubicar la Q detrás de la C, la Q aparece antes que el resto, por lo que el nuevo orden debe ser:

    equis
    efe
    ele
    eme
    ene
    eñe
    erre
    ese

Deja un comentario