Tenaz, pelirrojos y langostas

Ayer estaba leyendo La liga de los pelirrojos, un relato corto de la saga Sherlock Holmes, cuando me encontré con esta frase:

Es valiente como un bull-dog, y tan tenaz como una langosta cuando cierra sus garras sobre alguien.

tenacitas tenaz tenazas Tenacitas, la langosta de los Simpsons

Algo me llamó la atención. ¿A ti también? Esta fue mi cadena de pensamientos:

– La palabra “garra” me suena extraña ahí.

– Yo a las “garras” de las langostas les llamaría “tenazas”.

– ¿Habrá sido un fallo de traducción?

– Un momento, justo antes apareció la palabra “tenaz”.

– Seguro que el traductor no quiso poner dos palabras tan parecidas seguidas, porque si a “tenaz” le añades una “-a” queda “tenaza”.

– Claaarooo, esas dos palabras tienen que estar relacionadas, nunca lo había pensado, y mira que se parecen.

– ¿A quién le dices que mire si esto es una cadena de pensamientos?

– Cállate. Mañana lo investigo.

Y aquí me hallo. Busqué el fragmento en inglés:

He is as brave as a bulldog, and as tenacious as a lobster if he gets his claws upon anyone.

Efectivamente, en inglés utiliza la palabra “claw” que se puede traducir por “garra”, pero también por “pinza”, que sería mucho más preciso en este caso. Aunque “tenaza” propiamente dicha se traduce como “pincers”, que por cierto, suena más a “pinza”.

En fin, “tenaz” es aquel que se aferra firmemente a un propósito, como la tenaza de una langosta. Ambas palabras proceden del latín tenax, que tiene o aprieta.

Deja un comentario