5 comentarios en “La mejor conversación

  1. Genial. Creo que es un ejemplo ilustrativo de lo mucho que influyen las expectativas en nuestra concepción de la realidad. Para ser un gato, se parece mucho a un perro; pero para ser un perro, no se parece demasiado a un perro…

  2. JAJAJAJAJA, que bueno, pero estoy de acuerdo totalmente con Yass Fuentes… No es tan ilógica la conversación al fin y al cabo. Mas bien, es absolutamente lógica es un perro que no parece un perro. Fin.

  3. Yo lo veo así:

    1. (A = G) ^ (A ≈ P) – Animal parece Perro, si Animal es Gato
    2. (A = P) – Animal es Perro
    3. (A ≠ G) – (Implicado, Animal no es Gato)
    4. (A ≠ G) ^ (A ≉ P) – Si Animal no es Gato, Animal no parece Perro

    En letras: cuando un animal que no es perro (y tal vez, ni siquiera canino) tiene un poco de perrunés, el estándar de ese animal para “parecer perro” se cumple, ya que el umbral es bajo. En cambio, la perrunés que deben tener los perros es decididamente perruna. Por lo tanto, nuestro umbral de perrunés es más alto cuando se trata de juzgar perros. ¡Aquí hay un doble estándar!

Deja un comentario