No eres intérprete, eres un superhéroe, eres TRUCHIMÁN

Si has hecho traducción e interpretación vete cambiando tu curriculum. Quién quiere ser intérprete pudiendo ser un  truchimán, dragomán, drogmán, trujamán o trujimán.

Pues sí, las cuatro están en el diccionario de la RAE y significan intérprete de lenguas. No sólo eso, sino que truchimán también quiere decir “persona sagaz y astuta, poco escrupulosa en su proceder”trujamán es además una “persona que aconseja o media en el modo de ejecutar algo, especialmente compras, ventas o cambios”.

Truchimán, dragomán, etc

Aunque pudiese parecer que significa hombre trucha u hombre dragón,  que tampoco estaría nada mal (el segundo no el primero), todas estas palabras son variantes de la forma árabe ترجمان (tarjumān) que se refería a un intérprete, traductor, o guía oficial entre los países de habla turca, árabe o persa y distintos países de oriente medio, así como embajadas y consulados europeos y lugares de comercio. Por regla general, el dragomán tenía que tener conocimientos de árabe, persa, turco y algunas lenguas europeas.

Aunque esta palabra y sus variantes cayó en desuso en los siglos XVII-XVIII sigo existiendo, no sólo en el diccionario de la real academia, sino que en otros idiomas, como en inglés. De hecho es así como, por casualidad, la descubrí.

Así que, ya sabéis, cuando os sintáis lost in translation, llamad a TRUCHI-MAN!

 

Un comentario en “No eres intérprete, eres un superhéroe, eres TRUCHIMÁN

Deja un comentario