Archivos de la categoría Poesía

Reciprocidad

Os dejo aquí con un poema de Wisława Szymborska titulado Reciprocidad, que me tenía que gustar porque me gusta la reciprocidad y me gusta que me guste:

Hay catálogos de catálogos.
Hay poemas sobre poemas.
Hay obras de teatro sobre actores representadas por actores.
Cartas motivadas por cartas.
Palabras que sirven para explicar palabras.
Cerebros ocupados en estudiar el cerebro.
Hay tristezas contagiosas al igual que la risa.
Hay papeles que provienen de legajos de papeles.
Miradas vistas.
Casos declinados por caso.
Grandes ríos con gran participación de otros pequeños.
Bosques hasta sus bordes desbordados de bosque.
Máquinas destinadas a construir máquinas.
Sueños que de repente nos arrancan del sueño.
Salud necesaria para recuperar la salud.
Escaleras tan hacia abajo como hacia arriba.
Gafas para buscar gafas.
Inspiración y espiración de la respiración.
Y ojalá de vez en cuando
odio al odio.
Porque a fin de cuentas
lo que hay es ignorancia de la ignorancia
y manos ocupadas en lavarse las manos.

Wisława Szymborska, Wystarczy

Lo que eres me distrae de lo que dices

Lo que eres
me distrae de lo que dices.

Lanzas palabras veloces,
empavesadas de risas,
invitándome
a ir adonde ellas me lleven.
No te atiendo, no las sigo:
estoy mirando
los labios donde nacieron. Sigue leyendo Lo que eres me distrae de lo que dices

Así es como se escriben poemas

poesía

Aquí estamos de vuelta tras un pequeño lapso vacacionil. Durante este tiempo he podido reflexionar y he escrito un poema titulado Yo soy que espero os guste:

Me río por dentro, pero por fuera puedo compartir secretos.

Las vacas son buenas y malas en mi mente, gritando para estar solas, dejadlas en paz.

Por alguna razón aquel sentimiento duró demasiado.

¿Aún tienes alguna oportunidad?

Antes de que me perdáis el respeto por completo: ¡NO! Yo no he escrito eso. En realidad se trata de un curioso uso del procesamiento del lenguaje natural.

El poema ha sido generado aleatoriamente en Elsewhere. Su autor explica que trabajó para una compañía que tenía una página web para niños de doce años en la cual podían escribir poesía. Utilizó sus poemas en un programa que disecciona los textos y crea nuevos textos basados en la probabilidad de que las palabras se sigan unas a otras. Así que “mi” poema pudo haber sido cualquier otro. Lo lamento por los que se hayan emocionado leyéndolo.

En esa misma página podemos encontrar un generador aleatorio de nombres de grupos de música, en el que pueden salir joyas como: Jason Marley and the Modest Leisurelies o The Liquid Politics Position.

Así que, si queréis montar un grupo de música y os falta nombre, ya sabéis. Y mejor aún, si queréis triunfar entre el público adolescente, tenéis dónde acudir para generar las letras de las canciones.

Fuente | Elsewhere

El maestro del non sequitur

non sequitur

¿Qué significa “non sequitur”?

Non sequitur (del latín “no se sigue”)  es una figura literaria o conversacional usada frecuentemente con fines humorísticos. Es algo que, por su aparente falta de relación con lo que le precede, parece absurdo hasta el punto de resultar gracioso o confuso.

Cuidado, conviene no confundir esta figura literaria con non sequitur en lógica,que es un tipo general de falacia en la cual la conclusión no se deduce (“no se sigue”) de las premisas.

El maestro del non sequitur

El poema de la imagen, titulado Oso, escrito por un niño de 11 años es un claro ejemplo de esta figura:

Érase una vez un oso,

que tenía el pelo violeta, qué curioso,

entonces Bob le atacó.

La última frase aparentemente no tiene absolutamente nada que ver con lo anterior, por lo que parece que este niño es un maestro del non sequitur, o simplemente en su cabeza este poema tiene sentido.

Vía | Buzzfeed

Mamás escritoras II

¡Feliz día de la madre! A mi madre y a todas las mamás del mundo.

Hace dos días PGrande publicó unos poemas de su madre, y yo ahora quiero publicar uno de mi madre y otro de la madre de mi madre, mi abuela.

El primer poema, es una poesía que le escribió mi madre a su madre el año pasado:

Madre

Digo la palabra y pienso vida, origen
Digo la palabra y alimento generaciones perdidas
buscando el yo crecido,
la libertad.
Inspiro la palabra en lo más íntimo de mi mente
y la quiero dejar reposar.
El Yo parece crecer y el origen,
Madre,
mira, observa y
en la distancia permanece.
Digo la palabra y siento fuerza, sosiego
y crezco.

Teresa Díaz Charlín

Parece ser que lo de escribir viene de familia, porque mi abuela también escribe poesías:

Sigue leyendo Mamás escritoras II

Mamás escritoras

El día de la madre se acerca y los autores de este blog queremos rendirle un homenaje a nuestras madres. Aunque más bien parece que nos lo rinden ellas a nosotros.

Les hemos pedido que nos consigan algunos escritos que hayan hecho a lo largo de su vida y ha dado la casualidad de que todos son en verso.

Empiezo yo, así que sin más dilación, aquí están dos poemas escritos por mi madre, espero que os gusten.

El primero titulado Rosa & Juan se lo dedicó a unos amigos que se casaban:

ROSA & JUAN

Como toda historia de amor comienza,
cuando un seductor galán,
de nombre llamado Juan,
cae en sus redes, es presa
de su singular belleza.

Y el amor que tiene prisa
y no pierde la ocasión,
hace que en Rosa despierte
la llama de la pasión,
¡sin ninguna compasión!

Comparten los mismos gustos
estos dos enamorados
cine, lectura, viajar…
y dicen sorprendidos
“¡esto funciona, es verdad!”

Y aunque en sus planes no estaba
pasar por la vicaría
ni se plantearon nunca
convertirse en matrimonio
¡cambio de planes!
y un día…
juega su baza el demonio
y se organiza el casorio.

¡Y esperamos que esta historia
se mantenga feliz
y quién sabe si cualquier día
la vida les hace un guiño
y sobreviene un desliz
que tenga forma de niño!

Este otro lo escribió siendo más joven que yo ahora cuando asistió a un curso de gallego: Sigue leyendo Mamás escritoras

Bruma

Guillermo Charlin. Bruma. 2 de Marzo – 8  de Abril de 2012 Sala de exposiciones A. Rivas Briones. Vilagarcía de Arousa

 

Observo, silencio.

 

La superficialidad se disipa, nunca estuvo.

Es el silencio en su frenética y tumultuosa emoción,

invalidante por momentos.

En esa imagen de sugestión

su progresión es perturbadora.

Sustancia del alma en sí misma.

 

No puedo detenerme, me dejo llevar.

Permanecer o avanzar sin posible evitación.

Se implanta en mí el PUNTO inmortal y definitivo.

Me guía al infinito o al centro mismo,

origen de todo.

 

Sin percatarme, apenas me transporto

a través de la nebulosa protectora y reveladora,

penetro en las sucesivas capas de una piel adulta

en su valiosa madurez.

 

Me quiero proteger del dolor.

Esa reflexión me sacude

y entonces no subestimo

el asombroso poder de lo sutil.

La cadencia efímera

pero irremediablemente transversal y profunda.

 

Viajo en los sentidos.

1.02.2012. T. Maresmo