¡Manda Uebos!

manda uebos

Huevos se escribe con H y con V, con H y con V, con H y con V.

Cuántas veces habremos escuchado esto en la escuela. ¡Ay, ortografía!, instrumento de tortura de niños desde tiempos inmemoriales.

Lo que no nos contaron esos tan odiados profesores de lengua, siempre tan obsesionados por hacernos escribir impecablemente, sin entender entonces nosotros muy bien el porqué, como si fuese su única diversión, es que existe también la palabra uebos y además es la palabra correcta a utilizar en la expresión ¡Manda uebos!

Con esto no nos referimos a la “menstruación de la gallina”, ni a los testículos del hombre, como piensan muchos, sino que uebos significa “necesidad, cosa necesaria”. Y la famosa expresión proviene del latín “mandat opus” (manda la necesidad o la necesidad obliga) que se usaba en el ámbito judicial para indicar que unas pruebas o argumentos eran tan contundentes que obligaban a ver los hechos de una determinada forma y actuar en consecuencia.

En fin, hay que escribirlo así, porque no queda otra:

¡Manda cojones!  digo ¡Manda uebos!

25 comentarios en “¡Manda Uebos!

  1. Había leído que una vez un abogado tuvo problemas en Chile por esta palabra. Aparentemente el juicio se había tenido que suspender porque habían llamado al juez a otra parte. El abogado lo anotó en un acta como “Se suspendió el juicio por uebos del juez”.

    Desconociendo el término, el juez explotó en furia, pues creyó que el abogado le estaba llamando “huevón”. Si no mal recuerdo, la disputa se solucionó con un diccionario de la RAE

    1. Gracias por el aviso Joaquín. Corregido queda, parece que ayer no tuve mi mejor día ortográfico. :D

      ¿O quizá fuese una prueba para ver si las torturas de vuestros profesores de lengua surtió efecto? :D

        1. No, ni exclamativa ni interrogativa, amigo dios-de-la-mitología-escandinava-reconvertido-a-superhéroe-de-cómic-con-una-i-delante-porque-es-moda.
          Dolía porque era inexistente. Desde hace un rato ha dejado de doler, cuando ha aparecido bien compuesta sobre esa a minúcula. :-P

  2. No es exactamente cierto que “uebos” exista en nuestra idioma; sí es cierto es que existió en un momento, pero el último caso registrado (al menos en el CORDE y el CREA) es de hace 600 años. No es parte de la lengua de hoy, entendida como el sistema actual del castellano en cualquiera de sus variedades, salvo la enciclopédica (o, claro está, la macarrónica). Dicho de otro modo, sólo la usamos tomándola directa o indirectamente del diccionario o de un texto medieval, no del uso. Existe en castellano, del mismo modo que existe “fuyades”.

    Por otro lado, aunque el DRAE traiga solo la grafía sin “h”, la más común fue siempre “huebos”, como aparece en el manuscrito del Cid 1562-3:

    Leuad & salid alcampo, yfantes de Carrion,
    Huebos vos es que lidiedes aguisa de varones [...]

    y en los registros del CORDE la forma con “h” gana por 20 a 1. El DRAE debería al menos dar ambas alternativas, aunque por supuesto no se puede hacer normativa ortográfica a partir de manuscritos medievales. Para el caso, también está registrado con la forma “obos”. Pero la forma con “h” es más coherente con la misma norma que de ovum nos dio “huevo”, etc.

    Donde más pintoresca quedó la palabra fue en un pasaje de Berceo (Vida de S. Millán 162):

    Fue al siervo de Dios est’ enfermo levado,
    embïólo Tüencio de sos uebos guisado,

    (Entiéndase bien: “Tuencio envió a este enfermo a ver al siervo de Dios [S. Millán], provisto de lo necesario“.)

    1. Gracias por tu aportación Diego. Sí, tienes razón, uebos o huebos hace mucho tiempo que dejó de existir como palabra de uso en español. En mi investigación para este artículo encontré también las fuentes que indicas, pero me decanté por mencionar sólo la versión sin hache porque quedaba más chocante y porque es la que admite actualmente la real academia. Aunque no sabía que la proporción era de 20 a 1.

      ¡Un cordial saludo!

  3. Un detalle más: la supuesta expresión jurídica latina “mandat opus” es prácticamente imposible de encontrar en los corpora que tengo a mano, que son varios; sólo se ve en sitios online en los que se explica “manda (h)uebos” :P De hecho, la frase “mandat opus” sólo salta en un pasaje de Ovidio, otro de Estacio y otro de un tal Walafrido Estrabón, siempre con otro sentido. De donde sospecho que alguien mandavit fructa.

Deja un comentario