El curioso caso de los ascensores chinos

Éste es un ascensor típico en Shanghai. Espera un momento, ¡le falta algo! ¿Dónde están el cero, el cuatro, el trece y el catorce?

Tetrafobia

En muchos países del sudeste asiático es común un miedo supersticioso al número cuatro, la tetrafobia. En chino, la palabra para este número, 四 (sì), suena bastante parecido a la palabra china para muerte, 死 (sǐ). Lo mismo ocurre en japonés (shi), koreano (sa) y vietnamita (tú). Aunque esta superstición va desapareciendo poco a poco, se suele evitar el número 4 o números que lo contengan (como el 14, el 24 o el 42) en edificios, fechas especiales, etc.

Triscaidecafobia

Triscaidecafobia es el miedo irracional al número 13. Esta es una superstición occidental que ha llegado hasta Asia. En zonas con más contacto con occidente, como Hong Kong, Japón o Singapur se suele evitar el piso número 13 en edificios residenciales y hoteles, para evitar malos augurios.

El cero no es la planta baja

¿Y por qué falta el cero? Pues sencillamente porque para los chinos no tiene sentido que la planta baja sea el cero. Simplemente por tradición y convención ellos empiezan a contar desde el uno. Tiene el problema de que de esta manera se saltan el cero para ir directamente a los números negativos. Pero bueno, tampoco existe el año cero y podemos vivir con ello.

88: el número de la suerte

La última planta del edificio 39 Conduit Road de Hong Kong es el 88, sin embargo sólo tiene 46 niveles. Siguiendo la costumbre, los constructores se saltaron las plantas 14, 24, 34, 54, 64 y todos los niveles del 40 al 49. Además de esto el piso siguiente al 68 es el 88, pues este número simboliza doble fortuna para los chinos. Supongo que también afectará a los precios de los apartamentos en dicha planta.

¿Quieres saber que es la teratofobia, la gefirdofobia o la quionofobia? Seguro que te interesa este otro artículo sobre las fobias.

2 comentarios en “El curioso caso de los ascensores chinos

  1. Sobre el número 41 en México, ver http://es.wikipedia.org/wiki/Baile_de_los_cuarenta_y_uno
    Ahí se dice:

    El asunto llega tan lejos que el número 41 pasa a ser tabú, como indica el ensayista Francisco L. Urquizo:

    En México el número 41 no tiene ninguna validez y es ofensivo para los mexicanos [...] La influencia de esa tradición es tal que hasta en lo oficial se pasa por alto el número 41. No hay en el ejército División, Regimiento o Batallón que lleve el número 41. Llegan hasta el 40 y de ahí se salta al 42. No hay nómina que tenga renglón 41. No hay en las nomenclaturas municipales casas que ostenten el número 41. Si acaso y no hay remedio, el 40 bis. No hay cuarto de hotel o de Sanatorio que tenga el número 41. Nadie cumple 41 años, de los 40 se salta hasta los 42. No hay automóvil que lleve placa 41, ni policía o agente que acepte ese guarismo.

    1. Muchas gracias por la información Paco, no tenía ni idea del rechazo al número 41 en México. ¿Sabes si perdura hasta nuestros días? ¡Porque es un suceso ocurrido hace más de 100 años!
      ¡Un saludo!

Deja un comentario