Lorem ipsum

lorem ipsum pangrama

Imagina que estás probando un nuevo programa editor de textos. O que quieres hacer una demostración de una familia tipográfica que acabas de diseñar. ¿Qué texto escribirías para enseñarla? Por ejemplo:

“Estoy probando este tipo de letra. Jaja jiji jojo. Qué tontería. Murciélago. Bla bla. Impactrueno.”

Bueno, puede ser, pero, además de distraer bastante, no es adecuado para todos, ¿y si se lo enseñas a tu jefe? ¿pondrías eso? No creo. ¿Qué hacer entonces?

Como todo está inventado y en internet, si no es que no existe, la solución ya está entre nosotros desde hace tiempo pero yo no la conocí hasta hoy: Lorem ipsum.

¿Qué es Lorem ipsum?

Este es el texto estándar:

“Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.”

Lorem ipsum es un texto de relleno. Se lleva usando más de 500 años y aunque parezcan palabras aleatorias, en realidad,  Richard McClintock, un profesor de Latín de la Universidad de Hampden-Sydney en Virginia, descubrió que procedían de las secciones 1.10.32 y 1.10.33 de “de Finnibus Bonorum et Malorum” (Los Extremos del Bien y El Mal) por Cicerón, escrito en el año 45 antes de Cristo.

El uso del Lorem ipsum es básico entre diseñadores y maquetadores, porque es muy importante para estructurar los bloques de texto y jerarquizar en el diseño de una página o un folleto. Además, no distrae tanto como el texto que aparece al principio de esta entrada y tiene una distribución más o menos homogénea de las letras.


Lorem ipsum:
usado por diseñadores y maquetadores.

Aquí podéis encontrar más información y hasta un generador de textos Lorem ipsum. Tiene que ser bastante entretenido, si entiendes latín, ponerte a leer los textos generados al azar.

No hay que olvidarse de que existen los pangramas, frases azarosas y jocosas como esta, que tienen todas las letras del alfabeto para así mostrarlas: wolframio, karma, niño.

Deja un comentario