Archivos de la categoría Etimología

Evolución de «evolución»

¿Es posible que el uso de la palabra evolución en vez de otra haya llevado a uno de los errores conceptuales más comunes (y trascendentales) entre la población?Charles-Darwin-1880-631.jpg__800x600_q85_crop

Ay, Darwin, mi querido Darkwing. Puede que todos asociemos inmediatamente las palabras evolución y Darwin, pero, paradójicamente, este, al igual que otros importantes científicos de su tiempo,  evitaban, en la medida de lo posible, usar este vocablo. Darwin, concretamente, hablaba de descendencia con modificación. Esta perífrasis es engorrosa y pide una palabra más corta, pero evolución no es la más adecuada. ¿Por qué? Quizá nos encontramos ante un caso de enantiosemia o autoantonimia, que es el hecho de que una palabra tenga varios significados opuestos, como alquilar, que vale tanto para el alquilador como para el alquilado. Veremos como evolución evolucionó de un significado a otro casi opuesto.

Nuestro amigo Charles no quiso usar la palabra evolución por dos razones: Sigue leyendo Evolución de «evolución»

El césar, el káiser y el zar

julio césar

¿Qué tienen el Kaiser del Imperio Austro-Húngaro, el Zar de Rusia y el César de Roma? Los tres títulos provienen del mismo origen.

Todo empieza con Julio Cayo César, o GAIVS IVLIVS CAESAR para los amigos, el archiconocido dictador romano. Hasta entonces César o Caesar era simplemente el apellido de su familia. El origen de éste no se conoce con claridad, pero puede que provenga de la palabra caesar en latín que significaba peludo.

Tras el asesinato de Julio César en el año 44 a.C. se sucedieron varias guerras civiles y ejecuciones que culminaron con la victoria de Octaviano, el hijo adoptivo de César, sobre Marco Antonio y Cleopatra en el 31 a.C.  en la Batalla de Accio y la posterior incorporación de Egipto. Tras esto, el poder de Octaviano era ya inexplugnable y, en el 27 a.C. el Senado le concede poder total y el título de Augusto, marcando el fin de la República y el principio del Imperio Romano.

Sigue leyendo El césar, el káiser y el zar

¿Qué es una pitihuela?

¡He soñado una palabra! Y lo mejor es que me acuerdo: pitihuela. Estaba observando aves oníricas y una de ellas era claramente una pitihuela.

En sueños muchas veces leo libros, pero no los recuerdo. O aprendo a volar, pero al despertar ya no sé. Esta vez sí, he soñado una palabra y la recuerdo, ¡qué sonoridad! ¡La pitihuela! Con hache intercalada y todo. Tiene que ser un ave magnífica.

Pero no, el diccionario no me da la razón. Solo me ofrece sugerencias, ¿qué habré querido decir? Hay dos palabras muy parecidas que desconocía: pihuela y parihuela. La primera, casualmente, tiene que ver con las aves, es la correa para asegurar los pies de los halcones y otras aves; la segunda, entre otras cosas, es un plato peruano con una historia etimológica muy interesante que podéis leer en EGAP.

Parihuela-1

¿Y tú? ¿Has soñado alguna vez con una palabra?

Buscando a nadie

A raíz del nautilo del otro día investigué un poquito sobre el capitán del Nautilus, el Capitán Nemo y me topé con su curiosa etimología: “nemo” significa nadie.

Como nos cuentan en este blog:

Nemo en latín significa “nadie” y la caracterización de una personalidad tan apasionada como la del capitán del Nautilus hace que Verne busque y encuentre en esta palabra latina el significado que encierra su acción y su comportamiento ante el resto de los seres humanos. Nemo ha renegado del mundo y él mismo se ha destinado a vivir para siempre lejos de todos y de todo, guardando y haciendo partícipe a su submarino de su profundo odio contra la humanidad. Por otra parte, ante los hombres, Nemo, que había abandonado su Patria, no existe, no es nadie. Mientras conversa con el profesor Aronnax el propio Nemo expresa: (…) He roto con toda la sociedad por razones que sólo yo tengo el derecho de apreciar. No estoy sometido por lo tanto a ninguna de sus leyes (…)

Así que nuestra querida película Buscando a Nemo jamás debió haberse hecho pues paradójicamente toda la peli se la pasan buscando a nadie.

Vocabulario en juegos: Magic Travesía hacia Nyx (II)

Continuación de esta entrada.

Y ahora toca analizar a algunos de los seres mitológicos que aquí se reflejan, como:

lamia

La RAE nos define a las lamias como “1. f. Figura terrorífica de la mitología, con rostro de mujer hermosa y cuerpo de dragón.”. Bueno, la belleza es subjetiva, pero la lamia que aquí aparece yo no diría que tiene rostro de mujer hermosa. Lo del cuerpo de dragón también lo dudo.

leucrocota

Este palabro no aparece en la RAE, pero sí en la Wikipedia. Allí dicen que también se la conoce como leucrota, crocuta y cenocroca. Es un ser mitológico que guarda similitudes con las hienas y de hecho, a la hiena manchada, Crocuta crocuta, se la llamó así basándose en la mitología. (¿Os acordáis de cómo hacía para chaparme nombres científicos?).

nautiloY hablando de nombres científicos de seres vivos, ¿conocéis a los nautilos? Quizá la palabra sea más conocida por el Nautilus, el submarino de ficción ideado por Julio Verne, pero los nautilos son también unos cefalópodos, no mitológicos, por cierto.

tamaturgoTaumaturgo. Esta palabra tan rara, cuya etimología podéis encontrar aquí, es simple y llanamente (que no esdrújulamente) un mago. ¿Os imagináis que los magos actuales se anunciasen como taumaturgos?

Fuentes | RAE, etimologias.dechile, Wikipedia

Vocabulario en juegos: Magic Travesía hacia Nyx (I)

Como ya es habitual, cada vez que sale una nueva edición de Magic, y para demostrar que jugando se aprende, hago un comentario sobre el nuevo vocabulario que he asimilado y otras curiosidades.

Esta edición sigue ambientada en un mundo inspirado por la antigua Grecia lleno de seres mitológicos, así que muchas de las palabras son nombres de estos. Pero no todas, por ejemplo:

tisana

Tisana nos dice la RAE que es “1. f. Bebida medicinal que resulta del cocimiento ligero de una o varias hierbas y otros ingredientes en agua.”. Podéis encontrar información sobre su etimología en el Blog de Lengua de Alberto Bustos. Sigue leyendo Vocabulario en juegos: Magic Travesía hacia Nyx (I)

La etimología de: Bárbaro

conan el bárbaro

¿De dónde viene la palabra bárbaro? ¿Y siempre significó lo mismo que ahora? Pues, en realidad, no. Originalmente significaba todo aquel que no es griego.

Cuando los antiguos griegos no entendían la lengua de los extranjeros, esos sonidos ininteligibles les sonaban todos iguales. Era como un eco ruidos que sonaba como bar bar bar barAsí que empezaron a llamar barbaroi a todos los no griegos, especialmente a los persas y a los medas.

Posteriormente los romanos cogieron esa palabra y se la aplicaron a todas las tribus o naciones que no había logrados los logros de la Grecia y Roma clásicas. Y, por tanto, eran rudos y no civilizados.

Fuentes | Etymonline y El Castellano

Foto | Chuache en el papel de Conan el Bárbaro