Archivos de la categoría Curiosidades

¿Existe una palabra para eso? Tricobezoar

bola de pelo

 

¿Sabeís esas bolas de pelo que de vez en cuando vomitan los gatos? Pues a esas les llamamos simplemente bolas de pelo. Pero para cuando éstas, que no las digiere el estómago, se quedan atascadas en el sistema digestivo del pobre animal sí que existe un nombre científico: tricobezoar

Tricobezoar

Del griego trico (pelo) y del persa bezoar (antídoto), ya que los antiguamente se pensaba que los bezóares servían para eliminar los efectos de algunos venenos, como el arsénico.

Si no os da repelús y queréis ver cómo es un tricobezoar en las heces de un gato, mirad este vídeo, que ahí es donde yo aprendí esa palabra.

Sigue leyendo ¿Existe una palabra para eso? Tricobezoar

10 razones para empezar a coleccionar palabras

Siempre me ha gustado coleccionar, supongo que como a todo el mundo. Aunque algunos no lo quieran admitir, posiblemente coleccionan algo sin darse cuenta, ya sean números de teléfono de ligues, recetas de cocina o títulos académicos, por no mencionar las más frecuentes, como las colecciones de sellos o de monedas.

Septiembre es el mes de las colecciones y los publicistas lo saben. Termina el verano, vuelve la rutina y nos planteamos si hemos mejorado algo. Como seguramente no somos lo que queríamos ser, empezamos una nueva afición. ¡Qué casualidad! ¡Justo comienza esta revista una colección de minerales! ¡Y el primero por solo 2,99€! Y no aguantarás hasta el último número. Es más, apostaría a que los que hacen las colecciones solo tienen los primeros números, no se esperan que nadie siga tanto. Pero, ¿dónde empieza y termina este círculo vicioso? ¿Son las empresas las que anuncian estas colecciones porque saben que en septiembre es lo que queremos? ¿O somos nosotros los que empezamos a coleccionar porque ellos así lo anuncian?

En cualquier caso, ya en octubre, me he planteado comenzar la más interesante de todas las colecciones. Tiene las características de toda una buena colección y muchas más que la hacen idónea. Voy a empezar a coleccionar palabras. Ahora, al más puro estilo página web que solo busca visitas (como ya he hecho con el título de esta entrada), voy a elaborar una lista de…

10 RAZONES PARA EMPEZAR UNA COLECCIÓN DE PALABRAS

    1. Ya tienes unas cuantas. ¿Qué mejor manera de empezar una colección que teniéndola ya bastante avanzada? Lo que darían los amantes de la filatelia por empezar su andadura con un buen puñado de sellos comunes y algunos de los más especiales y bonitos que nunca se van a encontrar. ¡Así es el bagaje de palabras que tú y yo tenemos!
    2. Salen nuevas a menudo. Aunque el objetivo sea completar la colección, es utopía, sirve para avanzar. Cuando un coleccionista termina una colección, siente una oximorónica plenitud vacía. ¿Y ahora qué? Con las palabras, nunca te sucederá esto. Además de que el elenco de palabras a coleccionar es enorme, cada día salen algunas nuevas. ¡Y no solo eso! En cada lugar se dicen de una manera, pero no me refiero solo a los distintos idiomas, sino también a los regionalismos. ¿Acaso sabes qué es una carraña? Toma, te la regalo para tu colección, aquí se usa mucho.
    3. Vas a tener en tu colección algunas muy antiguas. Al igual que un coleccionista de monedas puede encontrarse con una de imperios ya olvidados, ¡tú puedes bucear en viejos libros y encontrar algunas palabras escondidas! Es más, muchas de las palabras que ya tienes y utilizas provienen de tiempos ancestrales.
    4. Todos los días puedes ampliarla. Tu colección de palabras puede crecer cada día si te lo planteas. No hagas oídos sordos a ese nuevo término que sale en el periódico. Busca su significado y empieza a usarlo. Seguramente a partir de ese momento lo verás más a menudo y en seguida estará en las primeras páginas de tu álbum de palabras.
    5. Se pueden clasificar de muchas maneras. A los coleccionistas, además de coleccionar, les gusta clasificar. ¡Vamos a poner los sellos por fechas! Y una vez colocados, ¡mejor los ponemos por colores! ¿Tiene sentido? ¡No! ¡Por fechas quedaban mejor! ¿Y si los ponemos por regiones? ¡Con las palabras sucede lo mismo, y tus criterios para clasificarlas pueden ser muy variopintos! Por frecuencia de uso, por orden alfabético, por disciplina, por categoría gramatical, por número de sílabas, por número de letras, por su valor en el Scrabble o por lo bonitas que te parezcan.
    6. Se te olvidan. Redescubrir una palabra transmite casi las mismas sensaciones que cuando salen palabras nuevas.
    7. Se pueden usar. Al contrario de lo que sucede con muchas otras colecciones, los elementos de esta se pueden usar. Es más, usarlos ayudará a reforzarlos, no se desgastarán ni perderán su preciado precinto.
    8. Unas llevan a otras. Imagínate un coleccionista de minerales y rocas que tras añadir granito a su colección al lado se le apareciese un puñado de oro. Las palabras son así, unas te enlazan con otras, ya sea a través de su definición, etimología o a base de investigar en ese campo concreto del conocimiento.
    9. Todo el mundo las colecciona. Nada más quiere un coleccionista que compartir su afición con los demás. Todo el mundo tendrá su propia colección de palabras y hasta las podréis intercambiar.
    10. Puedes crear las tuyas propias. ¡Qué mejor manera de seguir ampliando tu colección que creando tus propias palabras! Puede que nunca lleguen a extender su uso, pero tú y tu círculo de allegados tendréis una edición limitada de veinte copias de una palabra que solo vosotros entendéis.
    11. Es muy barato. Porque no podía faltar la razón extra para terminar la lista. ¡Coleccionar palabras es muy barato! Olvídate de dejarte la pasta en fascículos y en objetos para guardar tus objetos de colección: tus palabras las llevarás contigo siempre.

 

Susana gana el Rosco de Pasapalabra, ¿y tú?

susana rosco pasapalabra

Ayer se emitió el programa de Pasapalabra en el que Susana se llevaba el Rosco. ¿Serás tú capaz de hacerlo también? Inténtalo (para revelar cada palabra, arrastra el puntero del ratón):

Letra Definición Palabra
a Medicamento que quita o disminuye el dolor. analgésico
b Cajita para bombones. bombonera
c Se dice del árbol de hoja caduca que se les cae al empezar la estación desfavorable. caducifolio
d Territorio arenoso que por falta casi total de lluvias carece de vegetación o la tiene muy escasa. desierto
e Acción de envolver, empaquetar o colocar en cajas objetos que han de ser transportados para que no se estropeen. embalaje
f Dulce hecho con huevos, leche y azúcar cuajado al baño María en un molde que tiene forma de tronco o de cono. flan
g Apellido del escritor de novelas policiacas que creó al personaje de Perry Mason. Gardner
h Predicción del futuro basada en la posición relativa de los astros y de los signos del zodiaco en un momento dado. horóscopo
i Amor o admiración extraordinaria o excesiva hacia alguien. idolatría
j Coloquialmente, fastidiar o molestar. jorobar
l Mamífero roedor semejante al ratón que vive en los árboles y que pasa el invierno aletargado. lirón
m Persona que posa para que la copie un pintor o un escultor. modelo
n Se dice de lo que es insignificante sin importancia. nimio
-ñ- Planta cannabácea de cuyos tallos se obtiene una fibra textil con la que se hacen cuerdas y telas de arpillería. cáñamo
o Onda de gran amplitud que se forma en la superficie de las aguas. ola
p Materia colorante que se usa en la pintura. pigmento
-q- Persona que fabrica o vende barquillos. barquillero
r Acción de volver a vivir después de muerto. resurrección
s Cercado de estacas altas y entretejidas con ramas largas. seto
t Cada tira de las dos que pasando sobre los hombros sujeta en su sitio la falda o cualquier otra prenda de vestir. tirante
u Se aplica a lo que está en todas partes. ubicuo
v Juego electrónico que se visualiza en una pantalla. videojuego
-x- Acción y efecto de doblarse una cosa consistente, no moldeable. flexión
y Apellido del cantante inglés que en 1987 triunfó con la canción Never Gonna Give You Up. Astley
z Golpe dado con la zarpa y herida que produce. zarpazo

As told to Stan Lee

Cuenta Stan Lee que cuando escribía cómics de romances, que tratan de confesiones hechas por mujeres, se encontró con un problema: ya que siempre firma lo que crea, ¿cómo iba a firmar algo que se suponía era obra de una mujer?

Halagando su propia genialidad, dice que escribía «as told to Stan Lee» (como le fue contado a Stan Lee), como si una mujer le hubiese contado la historia, lo que le permitía poner su nombre.

Blog335_Our Love Story 5_Gene Colan African-American Romance_1

Evolución de «evolución»

¿Es posible que el uso de la palabra evolución en vez de otra haya llevado a uno de los errores conceptuales más comunes (y trascendentales) entre la población?Charles-Darwin-1880-631.jpg__800x600_q85_crop

Ay, Darwin, mi querido Darkwing. Puede que todos asociemos inmediatamente las palabras evolución y Darwin, pero, paradójicamente, este, al igual que otros importantes científicos de su tiempo,  evitaban, en la medida de lo posible, usar este vocablo. Darwin, concretamente, hablaba de descendencia con modificación. Esta perífrasis es engorrosa y pide una palabra más corta, pero evolución no es la más adecuada. ¿Por qué? Quizá nos encontramos ante un caso de enantiosemia o autoantonimia, que es el hecho de que una palabra tenga varios significados opuestos, como alquilar, que vale tanto para el alquilador como para el alquilado. Veremos como evolución evolucionó de un significado a otro casi opuesto.

Nuestro amigo Charles no quiso usar la palabra evolución por dos razones: Sigue leyendo Evolución de «evolución»

El césar, el káiser y el zar

julio césar

¿Qué tienen el Kaiser del Imperio Austro-Húngaro, el Zar de Rusia y el César de Roma? Los tres títulos provienen del mismo origen.

Todo empieza con Julio Cayo César, o GAIVS IVLIVS CAESAR para los amigos, el archiconocido dictador romano. Hasta entonces César o Caesar era simplemente el apellido de su familia. El origen de éste no se conoce con claridad, pero puede que provenga de la palabra caesar en latín que significaba peludo.

Tras el asesinato de Julio César en el año 44 a.C. se sucedieron varias guerras civiles y ejecuciones que culminaron con la victoria de Octaviano, el hijo adoptivo de César, sobre Marco Antonio y Cleopatra en el 31 a.C.  en la Batalla de Accio y la posterior incorporación de Egipto. Tras esto, el poder de Octaviano era ya inexplugnable y, en el 27 a.C. el Senado le concede poder total y el título de Augusto, marcando el fin de la República y el principio del Imperio Romano.

Sigue leyendo El césar, el káiser y el zar

¿Qué es una pitihuela?

¡He soñado una palabra! Y lo mejor es que me acuerdo: pitihuela. Estaba observando aves oníricas y una de ellas era claramente una pitihuela.

En sueños muchas veces leo libros, pero no los recuerdo. O aprendo a volar, pero al despertar ya no sé. Esta vez sí, he soñado una palabra y la recuerdo, ¡qué sonoridad! ¡La pitihuela! Con hache intercalada y todo. Tiene que ser un ave magnífica.

Pero no, el diccionario no me da la razón. Solo me ofrece sugerencias, ¿qué habré querido decir? Hay dos palabras muy parecidas que desconocía: pihuela y parihuela. La primera, casualmente, tiene que ver con las aves, es la correa para asegurar los pies de los halcones y otras aves; la segunda, entre otras cosas, es un plato peruano con una historia etimológica muy interesante que podéis leer en EGAP.

Parihuela-1

¿Y tú? ¿Has soñado alguna vez con una palabra?