Archivo de la etiqueta: catalán

Festival Internacional de las Lenguas

A todos los lectores del blog que se encuentren en Reino Unido el fin de semana del 12 al 13 de Marzo seguramente os interese el International Languages Festival, un macroevento que va a tener lugar en Sheffield durante esos días. En él se darán seminarios sobre más de 150 lenguas y dialectos de todo el mundo, incluida una amplia gama de lenguas africanas, dialectos chinos, dialectos del inglés y lenguas y códigos especiales como el lenguaje de signos o el braille.

Yo también participaré dando dos presentaciones sobre la lengua gallega.

http://www.intlangfest.union.shef.ac.uk/

http://intlangfest.blogspot.com/

http://twitter.com/#!/intlangfest

Raíces Protoindoeuropeas II

Como ya comenté en mi artículo sobre la etimología de “mamá”, el parecido de muchas palabras de la familia de las lenguas indoeuropeas (inicialmente entre sánscrito, latín y griego clásico) llevó a los filólogos a conjeturar una lengua común de hace más de 6000 años a la que llamaron protoindoeuropeo. Éste es un idioma reconstruido hipotéticamente que permite explicar estos curiosos parecidos interlingüísticos. Como ya empecé a hacer en Raíces Protoindoeuropeas I, en cada artículo de esta sección trato un determinado lexema de esta lengua y expongo ejemplos de cómo ha evolucionado en las distintas lenguas.

Resultan extremadamente curiosas estas similitudes. Además, a menudo, con saber alguna lengua extranjera, vosotros mismos podéis descubrir el origen común de muchas palabras.

*wel-/*wol- Desear, preferir

Los términos latinos volo, velle (desear) llevaron a palabras romances como, por ejemplo, Es. voluntad, volición o  Fr. voulouir, Cat. voler, It. volere para querer.

En lenguas germánicas tenemos: Al. wollen (desear, querer) . Ing. will (voluntad), que también evolucionó para dar el sentido de futuro intencionado. Incluso well (bien) proviene de la manera deseada.

Sobre gentilicios (independientemente de la coherencia)

Siguiendo el hilo de mi artículo de hace unos días Sobre toponimia y coherencia, quiero hablar de los gentilicios de ciertas localidades españolas que tienen el topónimo en su propio idioma.

Como es el caso de Orense, aunque no me parece lo más coherente decir Ourense, no está mal, por ser el oficial. Sin embargo lo que sí es un error garrafal es cómo cierta gente llama a sus habitantes: ourensano* , cuando carece totalmente de sentido. Ya que en castellano el único gentilicio válido es orensano y la opción gallega sería ourensán. El uso de esta aberración, lo único que denota es un desconocimiento de ambas lenguas, o una falta de respeto por ellas, incurriendo en el castrapo más macarrónico, por no mencionar una falta de coherencia absoluta.

Otros ejemplos de esta incultura lingüística, por parte de, desgraciadamente, mucha gente, son gironés o lleidano para Gerona y Lérida, respectívamente. En estos casos el gentilico español sería, en el primer caso, gerundense, y en el segundo, leridano o ilerdense. Y en el caso de la gente que, por su coherencia particular, diga los topónimos en catalán y quiera hacer lo mismo con los gentilicios, tendría que decir gironí y lleidatà.

Así que, independientemente del tipo de coherencia a que os atengáis, al menos hablad correctamente en alguna de las lenguas, no creéis esos mestizos bastardos.

Sobre toponimia y coherencia

Este artículo está dirigido a todos aquellos que opinen que es ridículo decir en español:

London en lugar de Londres,

München por Múnich

Milano por Milán

– مصر‎ (masr) por Egipto

Den Haag por La haya

Köln por Colonia

– 北京 (pronunciado [peɪ˨˩ t͡ɕiŋ] no  /beɪˈdʒɪŋ/) por Pekín

Aachen por Aquisgrán

Todos estos topónimos y un largo etcétera tienen un nombre tradicional en español, por motivos históricos y de pronunciación (no se puede pronunciar con los fonemas limitados del español todos los de otras lenguas, hasta decimos París en vez de [paʁi] a la francesa).

Entonces, lo que a mí me parece ridículo es que a cierta parte de este colectivo de personas que opina así diga en castellano:

Ourense por Orense

A Coruña por La coruña

Lleida por Lérida

Girona [ʒiˈɾonə] por Gerona

Por poner un ejemplo. O incluso Sanxenxo por Sangenjo (cuando en castellano no existe el sonido /sh/ y además en gallego primitivo se escribía Sangenjo solo que la g y la j se pronunciaban como la x actual, en español no se hizo una mala traducción, ni una aberración lingüística, sino un intento de pronunciación o una transliteración).

Usar hablando español, el nombre en la lengua original solo es preceptivo, es decir obligatorio, para textos oficiales, que no más correcto, ni más idiomático en otras situaciones, sino, si cabe, lo contrario.

Yo solo pido coherencia en el habla, o todo en la lengua original (cueste lo que cueste pronunciarlo) o todo en la lengua en la que estés hablando.

Así mismo, en francés dicen Saragosse, en catalán La Corunya, en inglés Canary Islands, en gallego Xirona, en italiano Siviglia, etc.

La etimología de: Los días de la semana

dias de la semana

Como no podía ser de otra manera en la etimología de la semana, tengo que hablar de este tema tan común, y posiblemente conocido por todos (al menos en parte), el origen etimológico de los días de la semana.

Los días de la semana en griego

En muchas lenguas estas palabras hacen referencia a días consagrados a los dioses o a los astros que en cada cultura se asociaban con los mismos. Así en griego antiguo se decía (de lunes a domingo):

Hemera Selenes: día de Selena, diosa de la luna.

– Hemera Areos: día de Ares, dios de la guerra.

Hemera Hermou: día de Hermes, mensajero de los dioses, también guía de las almas.

Hemera Zeus: día de Zeus, el rey de los dioses.

Hemera Aphrodites, día de Afrodita, diosa del amor y la belleza.

Hemera Kronou, día de Cronus (no Chronos), dios de la cosecha y la agricultura.

Hemera Heliou, día del Helios, dios del sol.

Los días de la semana en latín y las lenguas romances

En latín, haciendo un calco semántico de la estructura griega y cambiando la deidad por su correspondiente romana:

Sigue leyendo La etimología de: Los días de la semana

La etimología de: Mariposa

mariposa etimologia

La palabra mariposa en castellano proviene de Mari, apócope de María, y posa, imperativo de posar. Ya que antiguas canciones y dichos infantiles  se referían a esta clase de lepidópteros y los llamaban a posarse con versos como “María pósate, descansa en el suelo”.

La etimología de mariposa en otros idiomas

En inglés, existen diversas teorías sobre el origen de Butterfly. El diccionario Oxford, conjetura que proviene del antiguo holandés boterschijte, y que da cuenta del parecido color de los excrementos del insecto y la mantequilla (butter-shit y luego butter-fly). Otros diccionarios, como el Webster, dicen que puede provenir de la antigua creencia de que las mariposas (o brujas con esa forma) robaban la leche y mantequilla que se dejaba al descubierto.

Este último origen coincide con el del término alemán Schmetterling, que proviene de Schmetten, un préstamo de un dialecto del alto sajón, y éste del Checo smetana, ambos significando crema o nata. Se refiere a la propensión de las mariposas a revolotear entorno a los cubos de leche o mantequeras. De hecho en el folclore germano se creía que las brujas se transformaban en mariposas para robar los productos lácteos.

En gallego bolboreta o portugués borboleta, vienen del latín belbellita, formado a partir de bellus, bueno, bonito.

En griego moderno πεταλούδα, petalouda, está relacionado con las palabras pétalo u hoja, en recuerdo a la forma de sus alas.

Las palabras francesa papillon, catalana papallona o italiana farfalla, provienen todas del latín papilionem, acusativo de papilio, que ya significaba mariposa.